PREGUNTAS FRECUENTES

Los sistemas con tracción permanente en las cuatro ruedas utilizan un diferencial central que permite que el eje de transmisión delantero y el trasero giren a distinta velocidad, haciendo posible que se encuentre activado en superficies secas en condiciones de manejo normales. Los sistemas a tiempo parcial no utilizan un diferencial central y bloquean los ejes de transmisión delantero y trasero juntos. En los sistemas a tiempo parcial, el modo de tracción en dos ruedas debe utilizarse en condiciones normales de manejo, mientras que el modo de tracción 4x4 sólo debe utilizarse en travesías todoterreno o en superficies mojadas o resbaladizas.
Los sistemas 4x4 a tiempo parcial bloquean eficazmente los ejes de transmisión delantero y trasero juntos, formando una unidad de manejo que no permite la acción del diferencial entre el eje delantero y el trasero. Puede haber ruidos y fijación en el tren motriz (salto de los neumáticos) cuando se utiliza excesivamente en superficies secas o al girar. Esta fijación puede llevar a un aumento en la temperatura y a una falla temprana en algunas piezas.
Cuando el vehículo gira, cada rueda gira en un radio diferente con respecto al diámetro de giro, recorriendo distintas distancias a diferente velocidad. Si los ejes delantero y trasero de un vehículo están bloqueados juntos al girar en superficies secas, la diferencia en la velocidad de las ruedas puede tener como consecuencia la fijación del tren motriz, que se traduce en un "estremecimiento" o "sacudida" del vehículo cuando uno de los neumáticos pierde tracción.
El cambio a tracción 4x4 sin reductora puede realizarse con el vehículo detenido o en movimiento. Si el vehículo está en movimiento, el cambio puede realizarse circulando hasta una velocidad de 55 mph (88km/h).
En los sistemas a tiempo parcial, el manejo en modo de tracción 4x4 por un tiempo prolongado sólo se recomienda en superficies mojadas, blandas o resbaladizas. En los sistemas permanentes, no es necesario preocuparse por cambiar al modo de tracción en dos ruedas cuando las condiciones del camino mejoran.
No se debe ir más rápido de lo que las condiciones del camino lo permitan.
El modo de tracción en las cuatro ruedas con reductora está diseñado especialmente para uso temporario cuando se necesita tracción adicional y la máxima potencia de arrastre. Los ejes delantero y trasero se bloquean juntos y la potencia del motor se envía a través de otro conjunto de engranajes para multiplicar el par motor. Evite intentar activar o desactivar la reductora cuando el vehículo se mueve a más de 2 o 3 mph (3 a 5 km/h) y no utilice este modo en el manejo habitual.
No. Cuando el vehículo se desplace a 2 o 3 mph (3 a 5 km/h), en transmisiones automáticas haga el cambio a neutro o apriete el pedal del embrague en transmisiones manuales. Cuando el vehículo esté alcanzando las 3 mph (3 a 5 km/h), haga el cambio de neutro a la posición de la reductora en la caja de cambios.
Es posible cambiar al modo 4x4 con reductora o salir de ese modo con el vehículo completamente detenido. Sin embargo, puede haber alguna dificultad ya que es probable que las ruedas dentadas de los engranajes no estén alineadas correctamente. Es probable que se necesiten varios intentos para que las ruedas dentadas estén alineadas y se complete el cambio al modo 4x4 con reductora. El momento óptimo es cuando el vehículo se desplaza a una velocidad de 2 o 3 mph (3 a 5 km/h). Evite intentar activar o desactivar la reductora cuando el vehículo se mueve a más de 2 o 3 mph (3 a 5 km/h).